Ondas de choque: tratamientos innovadores contra la disfunción eréctil


La impotencia o disfunción eréctil siempre se ha tratado farmacológicamente con total eficacia, pero al suspenderse el tratamiento los pacientes vuelven a su situación inicial, por lo cual se clasifica como un tratamiento sintomático no curativo.
 
 
 

En la Clínica de Disfunción Eréctil optamos por buscar soluciones más efectivas, por eso realizamos el tratamiento de ondas de choque, nueva terapia no invasiva e indolora para tratar la impotencia o disfunción eréctil.

El objetivo es conseguir la generación de nuevos vasos sanguíneos, lo que se conoce como angiogénesis
Para ello, utilizamos ondas de choque de baja intensidad, siendo el único tratamiento que de hecho las utiliza. Se realiza localmente y de forma controlada.

Para optimizar la eficaz aplicación de ondas de choque al pene y raíces peneanas, se desarrolló la tecnología de ondas de choque lineales (LSWT).

Esta tecnología permite la generación de un área de tratamiento de 70 mm. de longitud a lo largo del órgano, en contraposición con el punto focal tradicional generado por todos los demás dispositivos de ondas de choque.

Ventajas especiales:

  • Cobertura completa del órgano: eje del pene y raíces peneanas para mejorar la eficacia.
  • Tratamiento a “manos libres” para mejor comodidad de los operadores.
  • Protocolo de tratamiento más corto.

Los resultados analizados con la experiencia previa al primer mes de comenzar el tratamiento son muy satisfactorios.
 
 
 
 

Primer sistema de ondas de choque dedicado especialmente a tratar la disfunción eréctil



¿Cómo funciona?

El protocolo de tratamiento de ondas de choque con tecnología de la marca Renova incluye un total de cuatro sesiones: una por semana.

Cada sesión dura aproximadamente 20 minutos. El tratamiento es breve, no invasivo y no requiere ningún tipo de sedación de choque.

Durante cada sesión se aplican 900 ondas a 0,09 mJ/mm2 en cada lado (derecho e izquierdo). Las áreas de tratamiento serán las mismas para cada sesión, de manera que, al final de las cuatro sesiones, cada zona habrá recibido 3.600 ondas.

La terapia con ondas de choque lineales (LSWT) utiliza una serie de energía acústica pulsada en el rango ultrasónico.
La energía enfocada, cuando se aplica al tejido, proporciona una mejora de la hemodinamia peneana al incrementar la capacidad de empujar la sangre hacia el pene y mantenerla ahí.

Las ondas de choque, que son unas ondas acústicas especiales, se pueden dirigir a un objetivo y enfocarse para proporcionar una terapia no invasiva localizada y precisa.

A diferencia de otros sistemas de ondas de choque, Renova es el equipo que se utiliza y se centra en las ondas solo con relación a un segmento lineal conformado con relación al órgano tratado.

Renova es el único dispositivo del mercado que genera ondas de choque de baja intensidad que están indicadas específicamente para el tratamiento de la disfunción eréctil.


Procedimiento y seguridad del paciente

Para encontrar soluciones a la impotencia sexual en Clínica de Disfunción Eréctil, aplicamos el tratamiento con las ondas de choque.

Como se mencionó anteriormente el tratamiento es corto, simple, indoloro y no invasivo.

A la fecha, no se han informado efectos secundarios negativos relacionados con el tratamiento de ondas de choque.